En esta oportunidad tuve la fortuna de asistir a este maravilloso día, justo en el corazón de Guadalajara en un ambiente lleno de amor y alegría, un evento que tuvo lugar en el Palacio de las Vacas, lleno de misticismo pero sobre todo de actitud.